Constitución in a box

“Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos.”Simón Bolivar (un man)

Salvo que hayas estado en coma, perdido en una isla desierta o simplemente no vives en el Ecuador, has de saber que estamos en medio de una carrera electoral por introducir una nueva Constitución. Si no lo sabes es posible que no entiendas la mitad de las cosas a detallar en este artículo así que mejor te recomiendo que sigas con tu actividad de bajarte porno.

En fin, cualquiera que sea el resultado de las próximas elecciones, este va a cambiar (para bien o para mal) todo el panorama político del país. Esto; como manda las tradiciones de la política ecuatoriana, está abriendo las puertas a nuevas manifestaciones de estupidez e ignorancia de la población la cual se ve plasmada en los miles de stickers, comerciales y afiches tanto del Si y del No.

Francamente, no voy a pretender que he leído todo el texto constitucional (peor aún que entiendo la mitad de lo que he leído) pero de lo que he recopilado tanto del documento en sí, de un par de vagabundos y de las voces en mi cabeza, he concluido que si bien es cierto la Constitución tiene cosas buenas (establecimiento del estado laico, despolitización de las FF.AA., el agua como derecho humano), tiene verdaderas cagadas (intervención estatal en la propiedad privada, el “congresillo” y régimen de transición) que, poniéndolo en balance con la situación actual, solo promete empeorar o mantener el país como está. La Constitución es como ese pana que es super buen dato, amiguero y chistoso; pero al primer descuido tuyo se lleva tu trago y las peladas. Se hace querer, pero en el fondo te está cagando.

“El sistema de gobierno más perfecto es aquél que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política. “Ese tal Simón

El Presidente Correa promocionando su campaña por el SI a la juventud

El Presidente Correa promocionando su campaña por el SI a la juventud

Todo este lío es gracias al presidente Rafael Correa, quien entró por la puerta grande, mandó a todos a la casa de la verga y se está poco a poco consolidando como el nuevo caudillo del país. La verdad, Correa no es ningún cojudo. De hecho, es posible que el sea el mejor presidente que hemos tenido en años. Tiene el aire intelectual y que sabe lo que hace de Jaime Roldós, pero sin el aire de nerd. La carisma de Abdalá, pero no cae en lo grotesco. La sapiencia de Mahuad, pero no es indeciso. Y tiene la determinación de Sixto Durán-Ballén pero no deja esa intriga de que en cualquier momento se nos muere de un paro cardiaco.

El problema de Correa es que es una persona obsesiva. Está obsesionado por la crítica que recibe, por los que no lo critican abiertamente pero igual no son alineados con su movimiento. No vacila en tachar a cualquier persona que cuestione su política como “majadero”, “infiltrado”, “pelucón”, “gordita horrorosa”, “pelafustán”, etc. Obviando la realidad de que no existe nada irracional en temer a los cambios que está sufriendo el país, sean buenos o malos. Correa presenta todos los síntomas de una persona obsesionada con el poder, no solo con el poder suficiente para cobrar su cheque, irse a Panamá y rascarse el culo de frente. Es esa clase de megalómano que desea el poder por el poder.

Asi, pero mal

Así, pero mal

¿En qué momento una persona así llegó al poder? ¿Donde está la oposición? Ese es el punto: Correa no tiene oposición. Salvo que definas como oposición a la jauría de microcéfalos que se le paran en frente. Saben que a él no se lo puede atacar satanizando ni difamando y aún así lo hacen. Asumen que la gente es bruta y no se le puede simplificar los horrores que tiene la Constitución y más bien atacan los errores que no tiene. El pueblo puede ser ignorante pero sabe distinguir entre un argumento bien formulado y una pantomima de la politiquería de siempre. Por eso Correa ganó las elecciones, la falla es que su carácter no lo hace un salvador. El man es como una caca sólida en un mar de diarrea. (Se que hay una metáfora más sutil pero no me acuerdo como iba)

Más o menos

Más o menos

Estoy de acuerdo con la campaña oficialista de que tenemos que ‘dejar el pasado atrás’, mirar siempre al frente optando por el cambio y eliminando a la partidocracia, pero eso también implica dejar atrás a gente como Rafael Correa, gente que parece venir con buenas intenciones, pero en realidad nos viene a dar verga.

Dick in a box

Constitución in a box

“Un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción” – Ese man que te conté

Update: Si aún no haz leído la Constitución, la puedes descargar aquí (archivo pdf)

Anuncios

31 pensamientos en “Constitución in a box

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s